Un día perfecto en el 18 de marzo

22 de marzo de 2022 | Hector Tenorio



Sin duda, el pasado 18 de marzo resultó un dia perfecto para los habitantes del la intendencia 18 de Marzo. Trabajaron desde semanas antes sin parar hasta lograr que todos cooperaran para los festejos del pueblo. Asi lo relataron parte de los integrantes del patronato de las fiestas: Sandra Álvarez Mora, María Luisa González, Teresa  Manzo Ávalos y Benjamín Sandoval.

Ellos se organizaron como una familia cuya motivación fue el amor a la tierra que los vió nacer. La satifaccion les brotaba y no pararon de sonreir, las cosas habían salido bien. Cabe destacar que el Ayuntamiento de Buenavista estuvo a la altura y pintó la plaza. Ahora sólo faltan botes de basuras y así evitar que las personas tiren su desperdicios al suelo.

Los lugareños lucieron sus mejores galas y se pasearon como si se tratara de un domingo: los matrimonios   platicando con sus compadres y comadres, los novios unidos a través de las manos, uno que otro soltero buscando desesperado pareja para el baile que habría en la noche, mientras que los niños y jóvenes corrieron sin parar, obviamente los vendedores no se dieron abasto.

Atrás había quedado el emotivo discurso de la encargada del orden, la ingeniería Heladia Benítez Pérez, que describió la hazaña del presidente de la República Lázaro Cárdenas del Río, al momento de expropiar el petróleo y como logró  conseguir el respaldo del pueblo. El acto lo encabezó el licenciado Héctor García Ruelas, secretario de Ayuntamiento; los integrantes del cuerpo de regidores: Noemí Meraz Torres, Gloria Estela Espinoza Villanueva, así como el director de Seguridad Pública, Alejandro Cruz Ordóñez.

Al concluir la ceremonia inició el desfile, adelante iba la banda que nunca paró de tocar, metros atrás estaban las autoridades. Los carros alegóricos aparecieron, ahi se podían ver a los niños de kinder quienes se disfrazaron: uno de tigre, otro de hombre araña, una niña de princesa y otra de coneja. Al lado iban las  mamás orgullosas tomando fotografías.

Como avanzaba el desfile las calles iban nutriéndose de curiosos que con sus sombreros y paraguas intentaron protegerse del inclemente sol. A los que de plano no les importó eso fue a los niños, esperaban ansiosos que pasaran las diferentes  princesas y reinas en el toldo de sus coches o camionetas desde donde lanzaron dulces.

En un tramo del recorrido se  unieron dos jinetes quienes pasearon a sus caballos.

En la retaguardia del desfile marcharon el telebachillerato 18 de marzo, la banda de guerra y la escolta, pertenecientes a la telesecundaria 18 de marzo, bajo la dirección de Pascual de la O Medina. Iban orgullosos de tocar para su gente.

Al final llegaron al punto de partida y fue todo alegría. La fiesta del pueblo había empezado.




239

Visitas