Sí existió el niño soldado 

23 de marzo de 2022 | Hector Tenorio



Buenavista, Michoacán, 22 de marzo  del 2022 

En la explanada municipal no cabía un alma, el público llegaba hasta las letras del Ayuntamiento, y  a todo lo ancho se desbordó; no fueron suficientes las sillas para ver la premier de la película “El niño soldado” filmada en Buenavista y Apatzingán. 

Muchos de los habitantes que actuaron en ella estuvieron presentes. El cronista Carlos Ochoa Equihua fue uno de los principales actores y su  actuación resultó significativa, porque llevó el peso de la historia romántica. También tuvo una participación Vicente Mora Villanueva, quien labora en la biblioteca, y considero que si había que hacer alguna crítica a la película  “ésta debería ser constructiva”. Hay que reconocer que el film por momentos logra la recreación creíble de la Revolución Mexicana. 

A lo largo de la alfombra roja cruzaron los que participaron, los vítores y gritos  iban de menor a mayor  intensidad;  cuando estalló el lugar  fue con  la aparición de María del Jesús Irma Andrade Torres,”Chuyita” que, con su corta estatura, se llevó la noche. También hubo aplausos para el taquero Federico Ochoa Tejeda “Lico”, quien lamentó morir demasiado pronto en el film, por lo que infructuosamente intentó que le dieran otro papel, aunque fuera de ánima en pena.  

De igual forma, desfilaron el maestro Margarito Zarate, de la Casa de Cultura, y Aurelio Cárdenas Ceballos; el dueño de la tortillería del  centro, la niña Dana Cárdenas Núñez, Pánfilo, quienes recibieron un reconocimiento por las autoridades, al igual que el resto del elenco. Pero lo mejor fue el aplauso del respetable. Todo el elenco al final se tomó la foto de la gran noche.  

En abril del 2021 empezó el rodaje de “El niño soldado” en lugares históricos del municipio de Buenavista y los ranchos el Molino, el Salto de la familia Ríos, el de las Higueras en el Cerrito Colorado, de Edgar Ávalos. Se utilizaron como escenarios algunas casonas viejas de Buenavista,  que prestó el señor Juan Torres y la familia Ríos. 

En el restaurante “El pescador” se filmaron algunas escenas. El objetivo  fue llevar en alto el nombre  del municipio de Buenavista, explicó en sus palabras de bienvenida el maestro  Carlos Ochoa Equihua. A su lado estaba el presidente  municipal Sergio Báez Torres,  quien era acompañado por el director de la Casa de Cultura, Claudio Naranjo; el cronista de Apatzingán, Miguel Ángel,   y el director Alberto Alarcón. 

El Edil Sergio Báez reconoció que estaba contento con el evento,  ya que casi desde hace un año se iniciaron los trabajos de rodaje. Agradeció al director por la generosidad de compartir  su trabajo de  manera abierta. “Platicamos el pasado 5 de febrero sobre la posibilidad de que en la explanada se pudiera estrenar la filmación y que la gente pudiera ser testigo del esfuerzo que realizaron durante un buen tiempo. Este proyecto, que parecía que se iba a caer por falta de recursos, finalmente se logró con el esfuerzo de mucha gente, “y hoy veremos los resultados”. 

Añadió que la administración que él encabeza está en la disposición  y comprometida a trabajar los temas culturales  y, particularmente, las actividades que tienen que ver con el cine. “Ojala que vengan  más proyectos  para Buenavista; la región ha atravesado momentos complejos  y nos hace  falta  mostrar  esta otra parte  que es la más importante; hay  una parte positiva de mucho trabajo, esfuerzo de la gente  que habita de la región y que ha sido atacada por situaciones extraordinarias negativas, generando un  impacto hacia fuera distorsionado de lo que es la realidad. Una vez platicamos con Miguel de las bellezas naturales que tenemos  y de gran  corazón que tiene la gente de Buenavista y cómo abraza  proyectos que decidió caminar con nosotros”, dijo.  

El director Alberto Alarcón evidentemente emocionado tomó el micrófono. Agradeció  la hospitalidad y cariño con el pueblo de Buenavista por permitir presentarse. Comentó que, por medio de la cultura, se puede alcanzar la grandeza como ser humano. Recordó que el proyecto, hoy película, nació en un café donde le hablaron de un personaje que nació en Buenavista. “Sí existió el niño soldado y anduvo con los Dorados de Villa; con mi mano derecha,  Roberto Carlos López, decidimos llevar a cabo esta  película. Pensamos mucho hacerla porque ahora  el cine es  violencia, sexo, pudor y lágrimas. No se hace cine pensando en la familia  y mucho menos en la historia. Cuando surgieron los problemas económicos  hubo en Buenavista gente que nos apoyó. Me quedé impactado de cuánto amor hay aquí. Amo Buenavista, si quieren me quedó aquí.  El actual presidente municipal nos apoyó y estamos muy agradecidos  con eso”, concluyó para dar paso a la película que Buenavista tanto esperó.




326

Visitas