Regresar 


Inició campaña para la prevención y control de la rabia paralítica

26-04-2022

Buenavista, Tomatlán, 26 de abril del 2022

Agarramos camino rumbo a la cueva del Gringo que está a las afueras de la cabecera municipal, por el camino al Panteón Viejo. 

Así dio inició la campaña para la prevención y control de la rabia paralítica en bovinos y en especies ganaderas. DIcha campaña es a nivel nacional. Al frente de este esfuerzo va Francisco Javier Robledo Gómez, director de Desarrollo Agropecuario. Tiene un objetivo claro, ir a todas las cuevas de Buenavista y erradicar a los vampiros hematófagos que atacan al ganado. 

Al llegar a la cueva, Javier Robledo Gómez explicó que la acción obedeció a que los ganaderos reportaron que su ganado fue atacado por los vampiros hematófagos, por lo que pidió a la población su cooperación, “en caso de tener conocimiento de alguna cueva con vampiros deberán comunicarse al celular 4431712552. Además, dijo, la Dirección de Desarrollo Agropecuario cuenta con las vacunas suficientes para la rabia paralítica o de derriengue, como se le conoce comúnmente. 

Al funcionario municipal lo acompañaron el ingeniero Ángel Alejandro Verduzco Corona, coordinador del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN); el director del Deporte, Raúl Espinoza Ruíz,  quien conoce bien el terreno. De igual modo, al esfuerzo se unió Jorge Naranjo,  quien fue el responsable de la brigada que se encargó de la exterminación de los vampiros. Lo apoyaron Miguel Ángel Villanueva Soto, Ismael Mora, Reinaldo Pulido y Francisco Abarca. 

Vale la pena explicar que la extensión de la cueva del Gringo es de 30 metros de largo aproximadamente, ahí habitan vampiros, murciélagos, de distintas especies: Los hematófagos, los fructíveros, los insectivos. 

El primero que bajó a las entrañas de la cueva fue Reinaldo Pulido, él lleva un par de décadas haciéndolo, le siguió Francisco Abarca. No pusieron redes porque no les interesaba atrapar a los murciélagos, vampiros de otras especies. 

Mientras ellos hacían su trabajo,  afuera volaban en círculos los murciélagos y los vampiros, entraban y salían por distintos huecos de la cueva. 

Cuando regresaron Reinaldo Pulido y Francisco Abarca, lo hicieron con dos vampiros los traían en una trampa, una hembra cargada y su cría. Al momento que se les puso la crema vampiri-plus, mordieron con ferocidad el guante de Jorge Naranjo, quien afirmó “con los dos vampiros atrapados es más que suficiente, se  juntan en grupo para lamerse entre ellos y de este modo morirán envenenados”. 

Agregó que los vampiros hematófagos entierran sus colmillos en su presa y de una herida pueden llegar a comer 20. 

En ocho días regresaran para comprobar el exterminio de los vampiros hematófagos.

Galería de imagenes

Noticias recientes

Visitas : 51